jueves, 27 de mayo de 2010

La daga



...el frío del invierno hacia notar su rigor, nevando copiosamente...
luego de cenar, me sente en mi sillón preferido de la sala, al lado de la 
chimenea, el crepitar de los leños me invitaba a la lectura..
solo me quedaba por leer medio capitulo del final de aquel libro policial
que me habia llevado por lugares insospechados en busca del asesino, que ya estaba al caer..

....un fuerte ruido a madera quebrada,  hace que despierte de aquella modorra causada por el calor del hogar,
el griterio dentro de la sala me sobresalta, totalmente confundido veo como dos policias esposan a mi mayordomo totalmente ensangrentado,  grito pero nadie me oye...

...desde el techo de la habitación veo como brilla una daga clavada en mi pecho...

Tinta Roja
Mayo 2010

26 comentarios:

  1. Wow TR menudo cierre, muy bueno, espero por el bien de todos que estés bien y que te hayan cogido a tiempo. ;)

    Un beso misterioso.
    Arwen

    ResponderEliminar
  2. Un final inesperado, como me ha sorprendido!

    ResponderEliminar
  3. Hola Arwen, estoy bien quedate tranquila, gracias por pasar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Hola Malaga, un final como la mayoria de los policiales.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Quizás fueron los policías del libro...

    Un abrazo;

    ResponderEliminar
  6. Y luego dicen que leer no es peligroso!
    Me has dejado cao, ja,ja,
    Genio y figura.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Finales abiertos...gracias Jesus por pasar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Gracias Cele, aunque sea peligroso leer es un placer infinito.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Estupendo homenaje a "Continuidad de los parques" de Cortázar. Si no lo has leído, deberías hacerlo, estás conectado con Julio.
    Me gustó mucho TR, regresaré, no lo dudes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hola Jesus , no lo he leido pero tendre que hacerlo, un gusto enorme que pases por aqui.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. uf, que peligro de lectura, eso si que es meterse en un libro je je

    Abrazos, compañero

    ResponderEliminar
  12. Puede ser un sueño, te quedas durmiendo con el libro entre las manos y sueñas precisamente con la historia y además tú estás dentro de ella, te mando todo mi cariño

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. excelente!

    - Frank
    http://elbodegon.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  15. A veces las lecturas te hacen prisioneros.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Las lecturas te transportan a su mundo cuando son son interesantes.
    Un beso Corazon Verde.

    ResponderEliminar
  17. Gracias Frank por pasar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Ese tipo de libros no parecen muy convenientes amigo(broma) me has hecho erizar! abrazo

    ResponderEliminar
  19. Me remite enseguida a Continuidad de los parques de Cortázar, un cuento bellísimo. Y vaya mayodormo hijo de... jeje


    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Y luego dicen eso de que lo del mayordomo era un mito.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  21. Hola Fiaris, he conseguido el objetivo asustarte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Hola Baizabal, pobres mayordomos son los mas castigados.
    Ya me habian comentado el cuento de Cortazar, debo decir que no lo he leido, cuenta pendiente.

    ResponderEliminar
  23. Que no se entere el sindicato de mayordomos.
    Un abrazo Serafin.

    ResponderEliminar
  24. Tinta Roja. Gracias por tus comentarios a uno de mis tres Blogs. De cualquier manera llego tarde para decirte que tienes algo para vos por lo que tendrás pasar por mi entrada del día 27 de Mayo en mi Blog (que creo no conoces)Los años no vienen solos htttp://misabiduríainterior.blogspot.com. Sin saberlo los dos escribimos sobre Malena.
    Un abrazo y ¡viva la Patria!

    ResponderEliminar
  25. Y qué maleducada y yo que creía que lo era. . .me olvidé de decirte que me encantó tu Blog!!!

    ResponderEliminar
  26. Gracias ZM por la distinción.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

El dia que me toque partir lo hare con una sonrisa, satisfecho de haber vivido.